top of page
Buscar
  • nutricionpas

Madre Tierra, origen de alimentos sanos

¿Te has detenido a pensar en la conexión que hay entre lo que comes y la naturaleza que te rodea? ¿Crees que tus decisiones alimenticias influyen en la Tierra? ¿Y el estado de la Tierra influye en la calidad nutritiva del alimento?


Manos de adulto y de niño sosteniendo una pelota del globo terráqueo

Una de las preguntas más recurrentes en consulta es: “¿esto lo puedo comer?”.

Ponemos el foco en qué comer, pero para poder contestar con propiedad yo debería preguntar ¿qué cantidad comes? ¿con qué frecuencia lo comes? ¿cómo lo comes? ¿dónde lo comes?


Nos hemos acostumbrado a ver noticias sobre superalimentos, poniendo la atención en el producto en sí aislado, sin tener en cuenta otras cuestiones como las que he planteado.


Reflexiona sobre qué es lo que realmente comes


Para mi, si queremos aprender qué alimentos debemos comer la clave es sencilla: comer el alimento lo más natural posible, con la forma más parecida posible a su estado original.


Y si visualizamos este tipo de alimentos, ahí aparece la Madre Tierra.


Visualizamos gallinas en un campo, no hacinadas en jaulas en una granja; visualizamos espinacas en un huerto, no en bolsas de congelados; visualizamos fruta colgando de los árboles, no zumo de frutas en tetrabrik.


No pretendo que vayas a recolectar fruta para poder comerla, aunque te recomiendo la experiencia si tienes ocasión,  pero ten presente a la Madre Tierra cuando estés en el supermercado y elijas qué poner en tu cesta de la compra.


El estado de la Madre Tierra


La ambición del ser humano ha explotado los recursos naturales sobremanera, y cada vez más nos encontramos suelos desgastados con falta de nutrientes, acuíferos contaminados o fuentes de agua secas, microplásticos por todas partes o índices de contaminación del aire muy elevados.


Como es de esperar, el estado de la tierra influye directamente en la calidad del alimento.


Las consecuencias de vivir en el egoísmo individual tiene consecuencias nefastas para nosotros mismos, a corto, medio o largo plazo.


Cómo influyen nuestras decisiones alimentarias


El impacto ambiental de recolectar una fruta del árbol en su estado óptimo de maduración y comérsela al instante no es el mismo que comprar una fruta que viene de la otra parte del mundo, que se ha recolectado verde, que ha recorrido un gran trayecto con el gasto de combustible que conlleva, que ha sido envasada en plásticos después de haber estado en cámaras para que la puedas comprar en el lineal del supermercado. 


¿Aprecias la diferencia?


Los procesos mecanizados conllevan más gasto energético, más gasto de agua, residuos y contaminación, y en muchas ocasiones en detrimento de la calidad del alimento.


No se puede generalizar, conozco empresas con políticas ambientales muy exigentes que minimizan ese impacto, pero lo expongo de manera polarizada para que entiendas mi mensaje al leer la conclusión.


Insisto, no pretendo que dejes tu vida urbanizada y te traslades a una casa con terreno para plantar árboles y que la naturaleza sea tu despensa, pero a la hora de elegir, entre las múltiples opciones, elige aquellas que te aproximen más a ese estado original. Puedes leer estos dos artículos para ampliar información: El poder del alimento natural, Etiquetas que hablan: el poder de las elecciones saludables.


Como ves, nuestras elecciones también afectan a nuestro planeta. Parece  que estamos en un ciclo cerrado, sin salida ¿verdad?


Cómo salir del círculo


Lo que comemos impacta en el estado de la naturaleza y el estado de la naturaleza impacta en lo que comemos.


En un plano, en dos dimensiones, esta situación la vemos como un círculo, una rueda que gira y gira, pero que no se puede transformar.


Si le añadimos perspectiva vemos una espiral.


Vista de arriba a abajo, es un círculo vicioso si cada vez incorporamos más productos ultraprocesados y exóticos a nuestra dieta, con mayor impacto ambiental y en detrimento de la calidad del alimento natural. 


Vista de abajo hacia arriba, es un círculo virtuoso si tomamos conciencia de ello y vamos tomando pequeñas acciones para tener en consideración la huella que dejamos con nuestras acciones y decisiones.


Conecta con la Madre Tierra a la hora de decidir qué comer, es la forma más sencilla de mantener una vida saludable sin volverse loco con la infoxicación existente sobre alimentación, nutrición y dietas. 


Del cómo, cuándo o cuánto comer hablamos en otros post ¿te suscribes?




Mujer abrazando un árbol


P.D.: Dedicado a todas aquellas personas que abrazan árboles, para cargarse de energía, dársela o como acto de agradecimiento. A todas aquellas personas que sienten una conexión especial con la naturaleza y sienten que forman parte de un todo, más allá de su propia individualidad.


19 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Коментарі


bottom of page