top of page
Buscar
  • nutricionpas

¿Es bueno comer…?

¿Eres de los que busca si es bueno comer algún alimento en concreto? ¿Te has preguntado si realmente es beneficioso centrarse en un solo alimento? ¿Cómo afecta la biodiversidad de nuestra dieta a nuestra salud? 


Diferentes especies vegetales guardadas en tarritos de cristal

En el vasto universo de la nutrición, es común encontrarse con titulares que ensalzan las virtudes de ciertos alimentos, “comer aguacate es bueno”, “comer brócoli es bueno”, “comer almendras es bueno”, y muchas veces va acompañado de un para… Pero, ¿qué nos aporta realmente centrarnos en un solo alimento cuando tenemos a nuestro alcance una increíble biodiversidad?


La importancia de una dieta variada


Uno de los pilares de una buena nutrición es la diversidad. Nuestro cuerpo necesita una amplia gama de nutrientes, vitaminas y minerales para funcionar de manera óptima, y ningún alimento por sí solo puede proporcionarnos todo lo que necesitamos. Cada grupo de alimentos nos ofrece diferentes beneficios que, en conjunto, ayudan a mantenernos saludables.


Seguro que has oído decir alguna vez “es bueno comer de todo”. Es una síntesis perfecta de la importancia de tener una dieta variada. 


Pero, atención, en ese TODO solo se incluyen ALIMENTOS… no hablamos de zapatos, madera o cables de cobre, y tampoco ultraprocesados. 


“Es bueno comer de todo” hace referencia a comer alimentos con la mayor variedad posible. La naturaleza ya se encarga de disponer de determinados alimentos según la época del año y de variedades autóctonas según la zona en la que nos encontremos. 

Muchas veces, buscando esa variedad, nos fijamos en alimentos exóticos, que se cultivan en otras naciones y nos olvidamos de la cantidad de variedades autóctonas que la naturaleza nos brinda y que también nos proporciona variedad.


Un ejemplo, aunque existen muchas variedades de trigo diferentes se estima que el triticum aestivum, también conocido como trigo harinero o trigo blando, representa en torno al 90% de la producción mundial y se utiliza principalmente para la elaboración de pan. 


Nutrientes en sinergia


La sinergia de nutrientes es un concepto fundamental en la nutrición. Por ejemplo, habrás oído que la vitamina C ayuda a absorber el hierro. Este es solo un ejemplo de cómo los alimentos pueden trabajar juntos para mejorar nuestra salud. 


No se trata de pasar horas y horas buscando información y aprendiendo esas sinergias que se establecen entre distintos nutrientes. Comer una amplia variedad de alimentos asegura que obtenemos una combinación equilibrada de nutrientes que se complementan y potencian entre sí. 


Los riesgos de una dieta monótona


Una dieta monótona, aunque esté centrada en alimentos saludables, puede llevar a deficiencias nutricionales. Por ejemplo, si solo consumes grandes cantidades de zanahorias por su alto contenido de betacaroteno, podrías estar dejando de lado otras vitaminas y minerales esenciales que no se encuentran en las zanahorias.

Recuerda, somos animales (sociales) omnívoros, por lo que comer todo tipo de alimentos garantiza nuestra subsistencia, y estar en buena compañía, también.


Superalimentos: ¿mito o realidad?


El término "superalimento" ha ganado mucha popularidad, pero es importante recordar que no existe un alimento milagroso que pueda cubrir todas nuestras necesidades nutricionales. Los llamados superalimentos pueden ser ciertamente nutritivos, pero su verdadera magia reside en cómo se integran en una dieta balanceada. 


Comer únicamente superalimentos puede llevar a una dieta desequilibrada y potencialmente a problemas de salud a largo plazo.


Te dejo mi artículo “El poder de las elecciones saludables en una correcta alimentación” para tomar decisiones más informadas  a la hora de elegir.


Beneficios de la biodiversidad en la dieta


Incorporar una variedad de alimentos en nuestra dieta no solo enriquece nuestra nutrición, sino que también contribuye a la sostenibilidad del planeta. 

Al diversificar nuestra alimentación, apoyamos prácticas agrícolas más variadas y sostenibles, lo que puede ayudar a mantener la biodiversidad de nuestros ecosistemas.


Cómo empezar a diversificar tu dieta


  1. Planificación semanal: Dedica un tiempo cada semana para planificar tus comidas, asegurándote de incluir una variedad de frutas, verduras, proteínas y granos.

  2. Experimenta con nuevos alimentos: Cada semana, intenta incorporar un alimento que no sueles consumir. Puede ser una nueva verdura, una legumbre diferente o incluso un tipo de pescado que no hayas probado antes.

  3. Cocina en casa: Preparar tus propias comidas te da control total sobre los ingredientes que usas y te permite experimentar con combinaciones más diversas.

  4. Visita mercados locales: Los mercados locales suelen ofrecer una mayor variedad de productos frescos y de temporada, lo que te ayuda a diversificar tu dieta de manera natural.


La clave está en la diversidad


Centrarse en un solo alimento puede parecer una solución rápida y fácil para mejorar nuestra salud, pero la verdadera clave está en la diversidad. Una dieta rica y variada no solo nos proporciona todos los nutrientes que necesitamos, sino que también nos ayuda a disfrutar de la riqueza de sabores y texturas que la naturaleza nos ofrece. Así que la próxima vez que escuches sobre un nuevo superalimento, recuerda que lo más beneficioso para tu salud es la combinación de muchos alimentos, no solo uno.


¡La variedad es el condimento de la vida y la clave para una salud óptima!


Pareja de mediana edad comprando en el mercado

P.D.: Dedicado a los que compran en tiendas especializadas y paradas de mercados. A los que preguntan cómo se cocina un determinado alimento que desconocen para poderlo probar e incorporarlo a su recetario. A los que apuestan por variedades autóctonas para que no acabe de desaparecer su especie. Y los que se esfuerzan por planificar y elaborar menús lo más variados posibles.

16 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page