top of page
Buscar
  • nutricionpas

Domina tu mente de mono: claves para la tranquilidad interior

¿Alguna vez te has sentido atrapado en un torbellino de pensamientos sin fin? ¿Te has encontrado rumiando sobre las mismas preocupaciones una y otra vez? ¿Por qué se habla de mente de mono?


Mono pensativo sosteniendo a su cría

Imagina tu mente como un mono saltando de rama en rama, incapaz de quedarse quieto. Esto es lo que se conoce como una mente inquieta, un estado mental lleno de pensamientos que van y vienen sin descanso. También se la conoce como rumiación mental, porque damos vueltas y vueltas a los pensamientos, más de una vez.


Como dato curioso, el término "monkey mind", es una noción budista que refleja un estado de la mente caracterizado por la agitación, la inquietud y la falta de control. Buda utilizó esta metáfora para describir la mente humana. Según esta enseñanza, todos enfrentamos la experiencia de tener una mente de mono, donde una variedad de pensamientos y preocupaciones compiten por nuestra atención. El miedo, en particular, se presenta como uno de los monos más ruidosos, constantemente señalando peligros potenciales y alertándonos sobre los posibles problemas que podrían surgir.


Cuando permitimos que nuestra mente vague sin control y nos encontramos atrapados en un ciclo de miedos,  preocupaciones y distracciones que nos impiden vivir plenamente el momento presente, fomentamos el estrés y la ansiedad.


Cómo controlar la mente de mono


Existen diversas técnicas que pueden ayudarnos a calmar nuestra mente y encontrar paz interior:


  • Mindfulness

La meditación mindfulness es una de las más efectivas, ya que nos permite centrar nuestra atención en el aquí y ahora, observando nuestros pensamientos sin juzgarlos. 


  • Respiración

Practicar la respiración consciente, prestando atención a nuestra respiración para reducir la actividad mental ayuda a encontrar un estado de calma interior.


  • Actividad física

La actividad física contribuye al bienestar físico y mental. 


  • Prioriza

Establecer un orden en las tareas te ayudará a estar concentrada a lo que le le has dado prioridad. Prioriza, por foco, una cosa a la vez, una cosa detrás de otra.


  • Descanso

El descanso ayuda a tener más foco y concentración. Observa cuando no has dormido suficiente o ese sueño no ha sido de calidad, como tu mente se dispersa con mayor facilidad.


  • Reflexiona

Dedica tiempo a que la mente divague, que salte de rama en rama tanto como quiera, pero con cronómetro. Y durante ese tiempo, obsérvalos, para darte cuenta de qué tipo de pensamientos te invaden. Una vez finalizado ese tiempo,¡ a otra cosa! 


Al observarlos, es importante cuestionar nuestros pensamientos negativos y reemplazarlos por pensamientos más positivos y constructivos. Y este paso es importante porque el 90% de lo que nos preocupa nunca sucede. Al cambiar la forma en que percibimos y respondemos a las situaciones de la vida cotidiana, podemos experimentar una mayor claridad mental y una sensación de bienestar duradera.


Los beneficios de calmar nuestra mente


Calmar nuestra mente no solo nos ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, sino que también mejora nuestra salud física y emocional en general. Al aprender a vivir en el momento presente y liberarnos de la jaula de pensamientos constantes, podemos experimentar una mayor claridad mental y una sensación de paz interior que nos permite disfrutar plenamente de la vida.


Para incorporar la tranquilidad mental en nuestra rutina diaria, es fundamental establecer momentos para disfrutar de actividades que nos ayuden a desconectar, como pasear por la naturaleza, dibujar o escuchar música relajante.

 

Encontrar la paz mental en un mundo lleno de distracciones y preocupaciones puede parecer un desafío, pero es posible con práctica y dedicación. Al aprender a calmar nuestra mente y vivir en el momento presente, podemos liberarnos de la jaula de pensamientos constantes y disfrutar plenamente de la vida. Así que, ¿por qué no empezar hoy mismo? Dedica unos minutos a ti mismo, respira profundamente y permite que la tranquilidad te envuelva. Tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán.


Madre mono sujetando a su cría por el rabo

P.D.: Dedicado a los monos, a los primates. Tan parecidos y a la vez tan distintos de nosotros. Siempre me han resultado unos animales intrigantes, desde al gorila albino del zoo de Barcelona, copito de nieve, hasta los monos de Gibraltar que roban las carteras a los turistas. Cuando me siento ofuscada con un tema, imagino que un gorila está invadiendo mi mente, o cuando cambio de un pensamiento a otro, veo a esos monos alocados de Gibraltar… esa es la llamada de atención necesaria para buscar ese momento de relajación y quitar esos monos de mi cabeza. Cuando pones conciencia, actúas en consecuencia.


20 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page