top of page
Buscar
  • nutricionpas

El poder transformador de los aceites esenciales en tu salud


¿Cuántas veces has experimentado un cambio de ánimo al percibir un olor familiar? ¿Sabías que los aceites esenciales pueden equilibrar tu estado emocional y la salud en general? ¿Sabes cómo utilizarlos para tu bienestar diario?


mano sosteniendo un frasco con gotero de aceite esencial

Los olores evocan recuerdos. El olfato nos transporta a momentos vividos en la infancia, despierta emociones y puede cambiar nuestro estado de ánimo de manera sorprendente. Pero, ¿alguna vez has considerado utilizar los aromas como herramienta para mejorar tu salud y bienestar?


Hoy, quiero compartir contigo una experiencia personal que me llevó a descubrir el poder transformador de los aceites esenciales. Hace un año, en un momento crítico donde la preocupación y el miedo amenazaban con invadirme, recurrí al aceite esencial de lavanda para afrontar un desafiante viaje de dos horas detrás de una UVI móvil.


Imagina la escena: de noche, sola, agotada tras un día en salas de urgencias, enfrentándome a temperaturas bajo cero y un fuerte viento.


Cuando me dieron la noticia mis piernas se pusieron a temblar de forma incontrolada. Como PAS, tanto los estimulantes como los tranquilizantes tienen mucho efecto en mí, por lo que, en ese instante, la opción del café estaba descartada, y la valeriana, aunque pudo ser efectiva, tampoco era la solución ideal para ese viaje en particular.


Fue entonces cuando recordé que tenía aceite esencial de lavanda a mi alcance. Con tres respiraciones profundas, apliqué unas gotas en mis muñecas y una bajo mi nariz. El aroma suave de la lavanda me envolvió, proporcionándome una sensación de equilibrio y tranquilidad que necesitaba para llegar a mi destino segura y calmada.


Lo que comenzó como una solución puntual se convirtió en una revelación. Durante todo el proceso hospitalario, tanto para mí como acompañante, así como para el paciente, el aroma de la lavanda demostró ser un valioso aliado. No solo ayudó a mantener la calma en situaciones de gravedad, sino que también facilitó la relajación y la conciliación del sueño.


Hoy, esa experiencia es un recuerdo superado, y el aroma a lavanda sigue evocando en mí un estado emocional de equilibrio y tranquilidad. Desde entonces, mi confianza en los aceites esenciales ha crecido exponencialmente, llevándome a explorar sus beneficios más allá de la aromaterapia convencional. 


El potencial terapéutico de los aceites esenciales


Los aceites esenciales no son simplemente fragancias agradables; poseen propiedades terapéuticas que pueden influir positivamente en tu salud física y emocional.


Representan la esencia pura y destilada de la planta, conformada por una compleja combinación de alrededor de un centenar de moléculas terpénicas y aromáticas. Esta composición única confiere a los aceites esenciales propiedades especialmente activas y originales, beneficiosas para la salud cotidiana. 


Aunque solo el 10% de las 800,000 especies vegetales tiene la capacidad de sintetizar estas esencias, las plantas aromáticas que lo hacen exhiben un elevado nivel de sofisticación en su creación. 


La lavanda, por ejemplo, es conocida por sus efectos calmantes y relajantes. Otros aceites esenciales, como el eucalipto, el jengibre o el árbol de té, ofrecen beneficios que van desde la mejora de la respiración hasta el fortalecimiento del sistema inmunológico.


Cómo incorporar los aceites esenciales en tu rutina diaria


  1. Difusores y Ambientes Aromáticos: Integra aceites esenciales en tu hogar mediante difusores para crear un ambiente relajante y energizante. Experimenta con combinaciones que se adapten a tus necesidades, como lavanda para la relajación o menta para la concentración.


  1. Uso tópico: Se pueden aplicar sobre la piel, asegurándonos que no causan reacción probando por primera vez un único aceite esencial y esperando mínimo 30 minutos para observar posibles reacciones. Muchos aceites son fotosensibles, así que para evitar manchas, se recomienda utilizar por la noche o que no le dé el sol durante 12 h. Y la última recomendación, no los apliques en los ojos, oídos, nariz u otras áreas con piel sensible.

  2. Uso interno: solo algunos aceites esenciales especialmente indicados para ello, pueden ingerirse en un vaso de agua, en cápsulas, o condimentar un plato o una bebida. Recuerda que son concentrados y que es necesaria muy poca cantidad. Solo se puede ingerir si el etiquetado del aceite esencial lo indica expresamente.


La importancia de elegir calidad


Al explorar el mundo de los aceites esenciales, es crucial seleccionar productos de alta calidad y pureza. Optar por aceites esenciales certificados garantiza que estás obteniendo los beneficios terapéuticos deseados sin aditivos dañinos.


En resumen, los aceites esenciales no son solo fragancias agradables; son aliados poderosos para mejorar tu bienestar físico y emocional. ¿Te animas a incorporarlos en tu rutina diaria? Descubre el poder transformador de los aromas y cómo pueden ser clave para equilibrar tu mente, cuerpo y espíritu.


Recuerda, así como un aroma puede evocar recuerdos, los aceites esenciales pueden crear experiencias sensoriales que elevan tu calidad de vida. Experimenta y descubre cómo estos pequeños frascos pueden tener un impacto significativo en tu jornada hacia una vida más saludable y equilibrada. ¡Aromatiza tu vida con bienestar!


Mujer paseando a una señora mayor en silla de ruedas en el campo

P.D.: Dedicado a todas aquellas personas que afrontan la adversidad con atención plena, dejando sentir sus emociones pero sin bloquearse en ellas. A aquellas que saben cuidar a otros cuidándose primero a si mismas y a aquellas que, aunque no conocen el desenlace de la situación, saben sostenerla, transitarla y aprender de ella.


18 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page