top of page
Buscar
  • nutricionpas

Sensibilidad y alimentación: cómo la nutrición afecta a las personas altamente sensibles

Actualizado: 7 feb

¿Qué conexión hay entre nutrición y las personas altamente sensibles? ¿Acaso requieren de una alimentación especial? ¿Y por qué aparece un gato en esta entrada?


Un gato negro estira su patita para tocar la mano de una mujer que se le aproxima

¿Cómo te sentirías si la comida te proporcionara energía para continuar con tu día sin cansancio, sin indigestión o sin sentimiento de culpa por haber ingerido alimentos “prohibidos” o poco saludables?


"Creemos que el ritmo de vida nos lleva a la necesidad de comer cualquier cosa, rápido y que lo que sigue es más importante que el propio acto de comer.

Imagina que cada día pudieras disfrutar de la comida, degustándola, observando su textura, apreciando sus aromas y su sabor, masticando tranquilamente y que al finalizar salieras a pasear durante quince minutos por una calle llena de árboles antes de retomar tu rutina diaria. ¿Lo crees posible?

Muchos de nosotros ya no recordamos cuándo fue la última vez que eso sucedió. Comemos en poco tiempo, sin apreciar lo que nos llevamos a la boca con el tenedor y distraídos con las trágicas noticias del día, el tiempo que hará mañana o videos virales en las redes sociales ¿Esto te suena más?

Creemos que el ritmo de vida nos lleva a la necesidad de comer cualquier cosa, rápido y que lo que sigue es más importante que el propio acto de comer. Pero, si analizáramos qué sucede, nos daríamos cuenta que hemos engullido la comida sin saber si eran macarrones o calcetines a la boloñesa, que nos exaltamos al ver que en las noticias aparecen políticos corruptos como setas en el bosque, que nos hemos distraído desplazando la pantalla del móvil viendo posts, reels y como un gato va trepando por el techo al más puro estilo ninja… Nos sentimos tan agotados que, aunque sean cinco minutos, necesitamos tumbarnos en el sofá para descansar o dormir un poco, para después salir corriendo a retomar nuestras tareas con la sensación de que ya vamos tarde.

Y las dos escenas han transcurrido exactamente en el mismo tiempo. Qué locura ¿verdad?


Las personas altamente sensibles tenemos una mayor sensibilidad a estímulos en el entorno, tanto físicos como emocionales. Esto puede manifestarse en una mayor percepción de detalles, una mayor sensibilidad a los cambios en el ambiente, y una mayor empatía hacia los demás.

Esto nos puede suceder a todos pero, especialmente, a las personas altamente sensibles (PAS). Se considera que entre el 15 y el 20% de la población lo son, tienen un sistema nervioso más fino y tendencia a la sobreestimulación, es por ello que en muchas ocasiones se hallan en las escena del espectador de “los gatos ninja” aunque no estén mirando las redes sociales.


Un poco más sobre las personas altamente sensibles (PAS)


Las personas altamente sensibles tenemos una mayor sensibilidad a estímulos en el entorno, tanto físicos como emocionales. Esto puede manifestarse en una mayor percepción de detalles, una mayor sensibilidad a los cambios en el ambiente, y una mayor empatía hacia los demás. También podemos ser más propensos a sentirnos abrumados por estímulos fuertes o a tener una mayor necesidad de tiempo a solas para procesar nuestras experiencias. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la alta sensibilidad no es una enfermedad o trastorno, sino una característica natural que puede ser positiva si se entiende y se maneja adecuadamente.

Según Elaine N.Aron, doctora e investigadora en psicología que descubrió la alta sensibilidad, las PAS tienden a ser más sensibles a los efectos de la cafeína y a compuestos ambientales, pueden tener reacciones a medicamentos o requerir dosis más bajas, pierden el apetito o tienen malas digestiones y se sienten muy alicaídos ante el hambre, y ante estados de activación continuados en el tiempo, pueden desarrollar estrés y enfermedades psicosomáticas.

No existe una alimentación y unos consejos nutricionales específicos para las personas con este rasgo de la personalidad, debemos recordar que no se trata de una enfermedad como puede serlo la diabetes mellitus o un trastorno de la alimentación. Simplemente, tener autoconocimiento e identificarnos con el rasgo, potenciando el autocuidado, nos ayuda a adaptarnos y vivir mejor en un mundo poblado mayoritariamente por NO PAS.


Cómo saber si eres una persona altamente sensible


Existen varios test y cuestionarios diseñados para ayudarte a determinar si eres altamente sensible. Uno de los más conocidos es el test de sensibilidad emocional elevada (HSP, por sus siglas en inglés) desarrollado por la Dra. Elaine Aron. Este cuestionario consta de 27 preguntas que evalúan la sensibilidad emocional, la percepción, la reactividad y la reflexión. Te dejo aquí el enlace por si quieres saber más: https://www.asociacionpas.org/test/


Además de los test existen características comunes en las personas altamente sensibles, que se identifican como los cuatro pilares o D.O.E.S. por sus siglas en inglés:

  • D (deep processing), procesamiento profundo. Las personas altamente sensibles tendemos a tener una mayor percepción de los detalles en nuestro entorno y en las relaciones interpersonales. Podemos ser más propensos a notar cosas que otros no ven y a ser más conscientes de los matices de las situaciones y las relaciones.

  • O (overstimulation) sobreestimulación. Somos más propensas a sentirnos abrumadas por estímulos fuertes y a tener una mayor necesidad de tiempo a solas para procesar nuestras experiencias. Podemos ser más sensibles a los ruidos fuertes, a las luces brillantes, al caos, a los cambios de rutina, entre otros.

  • E (Emotional Reactivity / empathy) capacidad de respuesta emocional / empatía. Tenemos una mayor empatía hacia los demás y somos más conscientes de sus sentimientos. Podemos ser más propensos a preocuparnos por ellos y sentirnos afectados por sus emociones.

  • S (Sensing the Subtle) sensibilidad a las sutilezas. Somos más propensas a ser sensibles y a vernos afectados por los cambios en el ambiente, por el clima, el tiempo, el entorno y las condiciones ambientales.

La alta sensibilidad es una característica compleja y puede manifestarse de diferentes maneras en diferentes personas. Aun existe controversia en la comunidad científica y un camino por delante para tener más claridad sobre este aspecto, pero algo común que tenemos las personas altamente sensibles es que nos sentimos aliviadas al descubrir este rasgo y sentirnos identificadas con él. No te quedes con la etiqueta (PAS), quédate con lo que te aporta ¡por fin entendemos muchas cosas!


Si tienes dudas o consideras que podrías ser altamente sensible, te recomiendo buscar ayuda profesional para que te puedan orientar en este proceso. E insisto, no es una enfermedad, ni nada malo… somos lo que somos, y ¡ser así es genial!


La importancia de nutrirnos correctamente


Como hemos podido ver, la mayor cantidad de estímulos a la que estamos expuestos y la necesidad de procesar constantemente la información, puede hacer que nos sintamos agotados o faltos de energía y también puede llevarnos a sentir más estrés o ansiedad. Esos estados, tanto de falta de vitalidad como de estrés pueden llevarnos a tomar malas decisiones alimentarias y a la vez retroalimentar el problemas más que la solución, por lo que es muy importante ser conscientes de nuestro estado, físico y psíquico, para nutrirnos adecuadamente, tanto desde la respiración, la hidratación, la alimentación y la gestión emocional.


No existe una alimentación y unos consejos nutricionales específicos para las personas con este rasgo de la personalidad, debemos recordar que no se trata de una enfermedad como puede serlo la diabetes mellitus o un trastorno de la alimentación.

Hoy en día hay muchísima información sobre alimentación, súper alimentos o dietas en internet, pero al igual que en cuanto a personalidades no somos todos iguales, tampoco todo funciona para todos, es importante consolidar unos buenos hábitos saludables y dejarnos guiar si lo consideramos necesario.


Recuperemos el sentido común y disfrutemos de buenos y sanos alimentos, en calma, sintiendo el ronroneo y el calor de nuestro gato en la falda si tenemos oportunidad, en vez de ingerir productos alimenticios con toda nuestra atención puesta en los vídeos de gatos ninja.


Gato olisqueando la flor de un cactus

P.D.: Este post está dedicado a los gatos callejeros de mi calle, gracias por juguetear y sacarme sonrisas en muchas ocasiones, aunque de tanto en tanto os dediquéis a destrozarme las macetas de la ventana ; )



86 visualizaciones

Comments


bottom of page