top of page
Buscar

Cómo identificar Niños Altamente Sensibles: señales y recomendaciones

Actualizado: 8 dic 2023

¿Te preguntas por qué tu hijo reacciona intensamente a ciertas situaciones? ¿Te preocupa que la sobreestimulación afecte a tu hijo? ¿Sabías que la sensibilidad de tu hijo podría ser su mayor superpoder?


Niño vestido de oso mirando por la ventana

La crianza nos introduce en un mundo asombroso, donde cada niño destella en su singularidad. Algunos infantes despiertan con una sensibilidad sorprendente desde sus primeros días. Si notas que tu hijo reacciona intensamente a estímulos diarios, podrías estar criando a un niño excepcionalmente sensitivo.


Un niño altamente sensible (NAS) es alguien cuyo sistema nervioso capta y procesa las experiencias sensoriales y emocionales de forma más profunda y penetrante que la mayoría de los pequeños.

La Dra. Elaine Aron, quien ha investigado ampliamente sobre la alta sensibilidad, ha señalado que existe una fuerte probabilidad de que la alta sensibilidad tenga un componente genético. Aunque aún se están investigando los detalles precisos de cómo se hereda este rasgo, estudios en gemelos y familias han indicado que existe una predisposición genética que influye en la sensibilidad emocional y sensorial.


Sin embargo, es importante tener en cuenta que la genética no es el único factor que influye en la alta sensibilidad. El ambiente y las experiencias también desempeñan un papel en cómo se manifiesta este rasgo en una persona. En última instancia, la interacción entre los factores genéticos y ambientales contribuye a la expresión y la intensidad de la alta sensibilidad en cada individuo.


Acompáñame en este recorrido mientras exploramos la verdadera esencia de los niños altamente sensibles, revelamos las señales que los delatan y te brindo claves para nutrir su desarrollo emocional y mental.


Un Vistazo al Mundo de los Niños Altamente Sensibles


Un niño altamente sensible (NAS) es alguien cuyo sistema nervioso capta y procesa las experiencias sensoriales y emocionales de forma más profunda y penetrante que la mayoría de los pequeños. Esta sensibilidad puede abarcar terrenos como los sonidos, las luces, las texturas, las emociones y la empatía hacia los demás. Estos niños frecuentemente se sumergen en el mundo de manera abrumadora, lo cual desencadena reacciones emocionales deslumbrantes.


Decodificando las Señales de Sensibilidad


Reacciones intensificadas: Los NAS suelen reaccionar de manera impactante a situaciones que pasan desapercibidas para otros. Pueden derramar lágrimas fácilmente, estallar en júbilo o angustiarse ante giros inesperados.


Empatía elevada: Si tu hijo posee la destreza de comprender y preocuparse por los sentimientos ajenos, esto revela su naturaleza sensitiva. Podrían ser quienes consuelen a un amigo afligido o quienes se sientan conmovidos por noticias tristes.


Evasión de estímulos cautivadores: Los niños altamente sensibles pueden evadir situaciones sensoriales avasalladoras, como luces intensas o lugares ruidosos. Es probable que se sientan incómodos en ambientes desordenados.


Perfeccionismo y autocrítica: Los NAS anhelan cumplir estándares elevados y tienden a ser autocríticos si no alcanzan esas expectativas. Esto deriva de su naturaleza reflexiva y consciente.


Cansancio emocional: Dado su procesamiento intenso de experiencias, los niños altamente sensibles experimentan agotamiento emocional más pronto que otros. Pueden requerir momentos de retiro para recargar sus energías.


Reflexión profunda: Si percibes que tu hijo formula cuestionamientos profundos sobre el mundo desde temprana edad y exhibe curiosidad incansable, esto delata su sensibilidad.


Caminando juntos: apoyo para los pequeños altamente sensibles


Comunicación y validación: Valida las emociones y vivencias de tu hijo. Incentívalo a expresar lo que siente, fomentando así la comprensión y el sentido de pertenencia.


Refugio emocional: Establece un hogar y espacio donde tu hijo se sienta seguro y confortable. Esto podría incluir un rincón tranquilo para retirarse cuando las emociones abrumen.


Dominio emocional: Instruye a tu pequeño en tácticas para gestionar sus emociones, como la respiración profunda o la meditación. Estas habilidades serán esenciales en momentos de intensidad emocional.


Fomento de pasiones: Apoya los intereses y pasiones de tu hijo. Esto les otorgará una vía para canalizar su sensibilidad de forma creativa y enriquecedora.


Establecimiento de límites: Ayuda a tu hijo a trazar límites saludables para evitar la saturación. Esto puede implicar planificar pausas en ambientes bulliciosos o sociales.


Forjando autoestima: Facilita el desarrollo de autoestima positiva en tu hijo. Celebra sus logros y esfuerzos, incluso si no llegan a la perfección que ansían.


Según la psicóloga Elain Aron, se estima que el 15-20% de la población es altamente sensible. En su investigación encontró que hay una proporción significativa de personas altamente sensibles entre aquellos con altas capacidades intelectuales (es importante destacar que la relación entre la alta sensibilidad y las altas capacidades es compleja y puede variar según la individualidad de cada persona). Según el psicólogo Joseph Renzulli, las altas capacidades intelectuales afectan alrededor del 2-5% de la población.


En el tejido emocional y cognitivo de los niños altamente sensibles y aquellos con altas capacidades, se entrelazan características distintivas que definen su experiencia única. Mientras que los niños altamente sensibles tienen una profunda conexión con las emociones y el entorno, los niños con altas capacidades exhiben un potencial intelectual excepcional. Ambos grupos comparten la capacidad de percibir matices y detalles en su entorno, procesando la información de manera profunda y reflexiva. Esta intensidad les brinda una comprensión rica y una apreciación por las complejidades del mundo. A medida que estas dos dimensiones se cruzan, surge una intersección fascinante que puede impulsar la empatía, la creatividad y la perspicacia analítica de formas extraordinarias. Ya sea a través de expresiones artísticas, descubrimientos científicos o conexiones interpersonales significativas, estos niños nos recuerdan la belleza y la diversidad de las capacidades humanas en todas sus formas.


Los niños altamente sensibles tienen una perspectiva única y valiosa para ofrecer al mundo. Identificar y apoyar esta sensibilidad desde una edad temprana puede ayudar a tu hijo a florecer emocional y mentalmente. Recuerda, cada niño es un individuo con sus propias necesidades y ritmo de desarrollo. Al comprender y abrazar la sensibilidad de tu hijo, estarás allanando el camino para un futuro lleno de autoaceptación y éxito emocional.


Dos niños mirándose y abrazándose

P.D.: Dedicado a todos los niños altamente sensibles que nacimos antes de 1996 (año en que la dra. Elain Aron publicó su primer libro” The highly sensitive person: how to thrive when the world overwhelms you / La persona altamente sensible: Cómo prosperar en un mundo que te agobia”) y gestionamos nuestras emociones como pudimos y como buenamente nuestros padres supieron enseñarnos.


21 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page